Posts Recientes

jueves, 21 de septiembre de 2006

La poca vergüenza

La poca vergüenza es una vieja amiga, íntima e inseparable. A la poca vergüenza le gusta andar, pasear por el parque, o ir al gimnasio; la poca vergúenza se mantiene en forma para poder anidar así en cualquiera de sus clientes habituales. Ésta vieja mujer despechada se alimenta de fechorías y de actos perversos que las personas cometen, normalemnte en signo de deslealtad. Pero a esta señora le gusta presumir y asomar bien su enjoyado cuello, para que todo el mundo la vea: la poca vergüenza es evidente y es justamente lo que irrita a quienes la contemplan, incrédulos de que vaya de acompañante en el coche de fulanito o menganito. Quizá lo único bueno de ella es que al ser una figura pública y evidente, finalmente invita a los vecinos de su barrio a dejar de residir allí, cansados ya de tanta "poca vergüenza", y, por mucho que ésta luego se pregunte qué hizo mal y se autojustifique.

Saludetes

4 comentarios:

vaklam dijo...

Sea lo que sea lo siento.

Por qué dices que la poca verguenza es mala? Acaso hay que amilanarse ante lo "socialmente correcto" cuando una persona quiere hacer algo?

La verguenza es de cobardes y tímidos, pues hay que tener poca verguenza para que alguien se atreva a llevar a cabo sus ideas, sin tener miedo a ser juzgado por los demás.

Así que.. ¡viva la poca verguenza!

Graimito dijo...

XDDDD No es de nadie en concreto, ni siquiera está referido a la gente. Simplemente me apetecía "pechonalizar" y darle forma a eso que vemos tan habitualmente.

Saludetes

Demiurgo dijo...

La poca verqüenza suele sentarse en un atril y darme números de artículso equivocados. :)

Graimito dijo...

XDDD pobrecito el de laboral...ya tiene bastante con ser como es XDDD