Posts Recientes

viernes, 6 de junio de 2008

Hablemos de la verdad

Como últimamente no tengo tiempo ni de ir al servicio, me veo obligado a haceros un copy&paste en muchas ocasiones de contenidos de otros sites o creaciones mías pero destinadas a otro lugar. Hoy es el segundo caso, un artículo mío publicado en la web territorial de UPyD sobre Zapatero y su forma de entender la verdad en relación a la crisis.

Un saludete

HABLEMOS DE LA VERDAD

Se dice que en el Derecho hay dos tipos de verdad: la verdad de los hechos y la verdad jurídica, entendiendo la primera como lo que realmente ha sucedido y la segunda como lo que declara el juez que ha sucedido. Aunque tratan de aproximarse, es la verdad jurídica la que queda como oficial y con validez.

El Gobierno de Zapatero parece haber oído esto de las clases de verdad, y ha decidido, desde hace ya algún tiempo, pasar de la teoría a la práctica, demostrando las aplicaciones que puede tener esto de la verdad variable en el mundo real. Sólo así se explica que se prolongue la mentira (o eufemismo, siendo amable con el señor Rodríguez Zapatero) de que en España no hay crisis económica. Parece que no bastó con negar la mayor durante la campaña electoral, queriendo camuflar la verdad (la crisis) con la mentira piadosa (la desaceleración, como la llamaron), sino que ahora el Presidente quiere vendernos un falso optimismo en relación con la situación económica del país. Una vez más, Zapatero camufla su fracaso con buenas maneras y pose angelical, cual monaguillo parroquial, esperando que el respetable aplauda y salga satisfecho de la obra teatral que organiza, y lo peor de todo, es que con el apoyo del aparato mediático que le secunda, en buena medida consigue hacer bien su papel de encantador de serpientes. Esto no es nada nuevo, puesto que el Presidente ha conseguido en cuatro años escasos crear una imagen de credibilidad ante la ciudadanía a base de barrer bajo la alfombra los errores numerosos de la pasada legislatura, en la que, por cierto, las notas más destacables de su paso por Moncloa fueron la Ley de Dependencia, a la que no ha dotado de presupuesto, con lo que los dependientes no reciben el dinero prometido, y una negociación con una banda de asesinos con esperpentos como el protagonizado por De Juana Chaos.

Hace escasas fechas, se repetía otro ejemplo de mercadotécnia, fruto del interés que tiene el partido del puño y la rosa en el maquillaje, en lo accesorio, en lo cosmético y en el camuflaje: el líder del PSOE decía en una conocida radio que “ser pesimista no genera un puesto de trabajo”, en lo que no le falta razón. Ahora bien, dejando de lado el hecho de que ser optimista tampoco genera un puesto de trabajo, el señor Zapatero parece desconocer cual es su papel y, desde luego, cual es su deber; la cuestión no es si es mejor ser optimista o pesimista, sino tratar de dar una solución al problema que se plantea, o en este caso concreto, de tratar de aminorar los efectos de la crisis sobre el ciudadano y las empresas españolas. Sin embargo, el Presidente prefiere negar el problema, como el paciente que no desea hacerse unas pruebas para evitar el diagnóstico desfavorable. Si en la ignorancia está la felicidad, Zapatero debe de vivir en la hilaridad permanentemente.

Lo más curioso de todo, y que viene a probar el enorme juego mediático al que juega Zapatero para camuflar los problemas económicos ( y los de cualquier clase) es la batería de medidas que según él va a tomar su Gobierno. En ese caso, ¿en qué quedamos?. Si no hay crisis, ¿por qué tomar medidas?. Si la hay, es la que tuvo su nacimiento hace ya meses, esa misma que el Gobierno no quiso prever.

Siguiendo con el símil médico, la situación ha sido similar a esta: en una ola de gripe causada por el frío invierno, todos los países industrializados se ponen enfermos; evidentemente, la gripe no se puede curar tomando medicamentos. Pero sí que se puede controlar sus síntomas, para evitar las altas fiebres, que es lo que han hecho el resto de países, menos España, pues el encargado de administrarnos la medicación , Zapatero, cree que como la gripe se irá tal como vino, no hace falta tratar en absoluto los síntomas. Así, a España le esperan años con fiebres, diarreas y vómitos, a la espera de que el propio sistema nos devuelva a una situación más favorable. Mientras tanto, Zapatero miente al enfermo y le dice que la gripe va a pasar sola, que no va a sufrir ningún síntoma... y el enfermo le cree. Ahora bien, cuando empiece a sufrir las fiebres, quizá sea demasiado tarde como para tomar medidas.

Ese es el estilo de Zapatero y su Gobierno: oculta lo mal hecho, y cuando no puede, lo gira, lo cambia de postura, le da la vuelta hasta que encuentra la manera de que los ciudadanos traguen con ello, bien sea llamando a las cosas por nombres distintos al suyo (como hizo durante la polémica del trasvase); negando que negociara con ETA tras el atentado de la T-4 (para luego reconocer, a posteriori y ante el temor a ser descubierto, que sí lo había hecho); vendiendo a todos que la Fiscalía General del Estado, el Consejo General del Poder Judicial y el Tribunal Constitucional funcionan correctamente, y ahora, diciendo en primer lugar que no hay crisis económica, rendirse ante la evidencia un poco más tarde, y pillado en su mentira, disimular con poca gracia la gravedad de la situación. O el señor Zapatero mentía y miente, o es que ni sabe ni le importa lo que vale, por ejemplo, un litro de leche en un supermercado.

Después, los antipatriotas somos los que dijimos que había crisis, porque Zapatero salvará a España de todo mal con una sonrisa... porque no esperen que haga nada más que sonreír. Siempre estará a tiempo de echarle la culpa a los demás.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Enhorabuena por el escrito. Se puede decir mas alto pero no mas claro (perdón por la frase tópica). Transmites todo el asunto muy bien, Graimito.
Tenemos una crisis muy, pero que muy gorda, a la vuelta de la esquina, ahora sólo estamos viendo la punta del iceberg. La magnitud puede ser grave si no se toma conciencia de que hay que aplicar medidas para paliar el problema.

Lo doloroso es que quizá ya no se pueda paliar, es tarde, porque no se ha llenado la despensa (del Estado y del país) cuando toda Europa sabía, menos ZP, que había que llenarla. Quizá lo sabía de sobra, pero le importaron mas los votos de hoy, que el país de mañana. Los puestos de trabajo asegurados para los políticos socialistas y sus asociados, pero no para la masa de gente corriente.

En la vida, aunque te escondas o sonrías, como ZP, los problemas están ahí, engordando hasta que los resuelvas. Y si no lo haces, estalllarán en tus narices. Ha estallado la construcción, y con ella, toda la economía. El ladrillo de ayer, que a tantos enriqueció de repente, es el hambre de mañana. Aquí se desconoce el concepto de previsión.

Ayer viernes salí a comer. Los restaurantes vacíos. El dueño del restaurante nos dijo que estaba asustado, y decía que sus compañeros de gremio también. Observé que las agencias de viajes ponen sus caros catálogos, que antes te racaneaban, en las puertas a disposición del que quiera llevárselos, nadie entra a comprar viajes. Con llenar la cesta de la compra y lo indispensable, a la gente no le sobra para caprichos, y el sector servicios y ocio está empezando a notarlo. También me dijo una amiga con cierto puesto en sanidad que no hay ni un duro para la ley de dependencia, es una falacia, no hay nada de nada.

¡Ay, Zapatero, ay, votantes ilusos que se creyeron que con mentiras disfrazadas de bondad podía llegarse a algún lado! Con la boca llena de moralidad, mientras que sus acciones contrariaban sus palabras, como un gurú religioso estafador, engañó a tanto inocente... A veces, creer las buenas intenciones de otros puede llevarte al infierno. Por otra parte, los nacionalistas lo apoyaron para guardar sus espaldas (y su dinero), y ahora todos, incluso ellos mismos, perderemos las nuestras. El tiro les saldrá por la culata.

¿Adónde nos habéis llevado ilusos, adónde iremos? Qué fácil parece que resulta engañar a un español. ¿Tendremos que volver a aguantar en un futuro de nuevo al Opus Dei, con sus recortes de libertades, para que arregle este desaguisado económico? ¿Esto es un círculo vicioso? ¿No hay nadie razonable e inteligente en un punto intermedio? Ójala UPyD sea una opción fuerte, consolidada y creciente en un futuro. Saludos de la anónima, y enhorabuena de nuevo por el escrito, Carlos.

amélie dijo...

No puedo defender lo indefendible. Es obvio, hay crisis y se debería llamar por su nombre. ZP debería hablar claro a la gente pero hay algo que se nos escapa y es que formar parte de la UE tiene estas cosas, si hay crisis, nos afecta a todos, si no la hay, también.

Lo que me preocupa no es la crisis, cosa lógica cada cierto tiempo en cualquier economía y más una como la nuestra que depende de la UE sino lo que me preocupa de verdad es la manera en que hablan los medios y la manera de manipular y hacernos creer a todos que mañana estaremos comiendo las hierbas secas del camino.
No señores ni todo está tan negro ni el pais se cae... Hay crisis sí pero cada gobierno tiene una manera de afrontarlo.

Yo voté a ZP y tengo fe en que esto se solcucione... no sirve de mucho tirar piedras a la gente al mínimo error.

Sé que mi opinión será rebatida y que me diréis que no tengo ni idea pero pensad que es mi opinión. Aunque no estudie derecho o no perteneza a ningún partido. Soy ciudadana y pienso así.


Saludos a todos.


Graimi, tenemos que hablar...

Graimito dijo...

@ anónima:

Gracias, como siempre, por tus elogios y por tu opinión. No has dicho nada que no piense yo tb XD.

@ amelie:

Entiendo tu postura, sólo unas aclaraciones:

- Lo verdaderamente repugnante de todo esto no es la crisis, vuelvo a repetirlo, es que este señor MIENTE y encima no para de decir que son otros los que mienten, que él siempre dice la verdad a los ciudadanos. La cuestión no es sólo si mintió en la crisis, sino : si mintió para ganar, ¿en qué otras cosas más pudo mentir? ¿volverá a mentir para ganar? ¿y en ese caso, en qué?. Hoy puede ser la crisis, mañana quién sabe.

- Respecto a la manipulación de los medios y que España no se cae... Yo tampoco soy economista y tengo unos conocimientos limitados de la materia, pero hay una cosa que puedo asegurar: con mi pensión de 500 euros antes podía comprar más que ahora. Todo se ha encarecido, mientras el señor ZP ponía cara de inocencia y lo negaba. También mira las protestas y paros de diversos sectores: transportistas, pescadores, ganaderos... esos señores no son medios de comunicación y dudo mucho de que sean sospechosos de ser "empresarios" o de "extrema derecha". Tampoco dices nada de la gente a la que le ha subido la hipoteca y la paga con un sueldo mileurista y esta cerca de la ruina, o del incremente de MOROSOS (de gente que no paga). Eso es REAL, y no se si el país se cae o no, pero están pasando cosas que auguran un futuro feo. E insisto, lo peor es que este señor se ha limitado a dar 400 euros para los menos pobres, porque los más no hacen declaración de la renta y no dejan de "cobrárselos" porque no les "cobran" nada, con lo que no se benefician. Y sonreir y decir que todo va bien. No caigas tu en la misma trampa y sal a hacer la compra de vez en cuando, y compara con lo que valía antes. Y luego me cuentas. O pregunta entre tus amigos/as de toda la vida que trabajen en grandes superficies si pretenden renovarles el contrato. Que las empresas están reduciendo plantilla es un hecho. Explícale al que se queda en paro con una hipoteca que pagar que España no se cae, a ver si te entiende.

- Estar en la UE sólo nos afecta en la medida en que el Gobierno no controla los tipos de interés y el valor cambiario del Euro ("a cuanto está el euro").

amélie dijo...

Tienes razón, Graimito. Tengo ojos en la cara y miro con estupor toda la situación que nos envuelve. Es cierto, todo sube menos los sueldos. Hoy por hoy, por ejemplo, a la gente más preparada se le explota y no cobran lo que merecen dadas sus cualificaciones.
Es cierto, tienes razón. Pero desde mi humilde opinión creo que esto no es culpa sólo de la administración de este gobierno sino de todos los anteriores también, sean de derechas o de izquierdas.
Por ejemplo, con la huelga de transportistas que hay...creo que el problema está en qué todo gira en torno al fuel, si eso falla se desmorona todo. Y eso no debería ser así. Se debería tomar otras alternativas como los trenes cuyos vagones pueden ser como 20 camiones.Se debería fomentar el uso de transportes públicos y ponernos al nivel del resto de Europa en ese aspecto. También creo que deberían controlar los carnets de transportistas y no dar opción a que todo el mundo pueda sacarselo. Entiendo que todo el mundo tenemos que buscarnos la vida y que todo y perdoname la expresión, está muy jodido. Lo sé, soy consciente pero esta situación se debería haber previsto en anteriores gobiernos y en este y no dejar reposar todo en un mismo lado porque si ese lado cae todo se va al traste.


No sé si me he explicado bien, perdón pero llevo desde las siete despierta y aún me queda un exámen dentro de dos horas, uf!

En fin...veremos que pasa.


saludos