Posts Recientes

jueves, 12 de julio de 2007

España, ese gran desconocido

Hola a todos,

Rememorando mis tiempos más jugones en cuanto a la lucha se refiere, he estado dándole una nueva oportunidad al Street Fighter II' de mi útil y trabajador emulador. Como podeis ver AQUÍ y como seguramente muchos sabreis, había en ese legendario videojuego un luchador llamado Vega, de orígen español ( porque no es este el lugar para explicar los cambios de nombre de las versiones USA y nipona). Si mirais bien el video, vereis tópicos tan clásicos de nuestra sociedad actual sobre España que os caereis de espaldas. Desde las bailaoras que revolotean al fondo, como el nombre del local donde pelea Vega, El Mesón de la Taberna, todo está dispuesto para dar una imagen rústica y casi primitiva de una sociedad desconocida pero atractiva de cara al foráneo por, justamente, lo no ortodoxo de sus estereotipos.

Pero no sólo llama la atención lo externo, el entorno; también lo hace el personaje en sí, pues es uno de los más particulares del juego. Es cierto que en un divertimento de estas magnitudes, lo propio es que cada luchador reúna las características típicas de cada país, como por ejemplo, Dahlshim, el hindú, que adora el curry, los elefantes, y viste inéquivocamente al estilo tradicional de su lugar de orígen; otros, como Blanka, brasileño, son más difusos, pudiendo ser de cualquier nacionalidad que aceptara a semejante monstruo en sus filas. Pero Vega es un caso complejo: amante de la belleza y esteta, oculta su rostro tras una máscara para evitar que se desfigure, y emplea un estilo de lucha mezcla del ancestral arte del toreo con algunas artes marciales que aprendió durante su pertenencia al cártel que M. Bison pergeñó en su isla cercana a Tailandia. Además de semejante formación, destaca también los colores con los que viste, que no dejan de ser, a ojos observadores, los de la II República, lo que nos puede llevar a pensar que es una simple coincidencia cromática, o que por contra, los nipones se relacionan en exceso con Jeff Bush, hermano del actual ¿ presidente? de E.E.U.U, que agradeció "profundamente a la República de España el trato recibido".

Ni que decir tiene que este cúlmen de españolidad que atesora el personaje creado por Capcom deviene en lo máximo cuando, en el libreto de instrucciones vienen titulados algunos ataques de Vega como Sevilla Volante, Garra Madrileña, o Espiral Granadina. Me hubiera gustado que hubieran probado con algo más del norte, no sé, algo como Barakaldo Strike o parecido, a ver si les sonaba igual de bien.

En fin, eran tiempos más inocentes donde los tiernos infantes nos impresionábamos con poco, y daba igual si el español del juego era más o menos afeminado, si era torero o tonadillera, o si bailaba flamenco o saltaba con Tom Jones; lo que importaba era que la máquina sólo te pedía 25 ptas. para seguir con tu lucha, llegar al final, derrotar al malo, y ver el final del juego con tu luchador favorito. Esto (lo de los tiempos más inocentes), aunque no venga a cuento, me lleva a recordar las palabras del gran Lord Falsworth, héroe de la II Guerra Mundial, más conocido como Union Jack, que dijo ya hace una veintena de años al otrora glorioso Capitán América:
" Cuando te oigo hablar así, recuerdo la Guerra. Fueron días tremendos. Pero entonces el mundo me parecía más inocente, con más esperanza. Gracias por venir, Steve. Gracias...".

Saludetes.

1 comentario:

amelie dijo...

¿De qué te sorprendes?. Todos pecamos de lo mismo pero en todos los ámbitos. Los absurdos tópicos que nacen en algún lugar pero no llegan a desarrollarse del todo.Cuando vivia en Irlanda, siempre me decían lo mismo, que si toros, paella, fallas y poco más...Pero nosotros también tenemos una imagen de ellos en cuanto a alcohol, fútbol y demás... ( Se basan en cosas ciertas, tradiciones...) Por eso son tópicos, se estancan porque en algún momento fue una cosa general. Todos somos desconocedores de otras culturas y nos quedamos con lo que se cuenta en el vox populi y poco más. Nos sorprenderíamos de todo lo rico que aportan otros países.

De nosotros depende cambiar eso. Pero si un guiri llega aquí y le vendemos el souvenir de turno con el toro y la peineta de fallera...


En fin. Saludos veraniegos.

Estoy morena...yujuuuuuuu!:-)

besos