Posts Recientes

sábado, 9 de diciembre de 2006

El poder de la palabra (escrita)

Holas a todos. Últimamente me he convertido en una especie de telepredicador de esa mal llamada "cultura secundaria", es decir, de los cómics. Ya comencé mi labor de divulgación con mi gran amigo Álvaro a quién sibilinamente aficioné a los jocosos y divertidos cómics de la JLA.
Todo esto viene a cuento porque quiero destacar el poder de la palabra escrita: gente que nunca había leído un cómic en su día, ahora los lee; y lo hace porque le gustan y porque les cautiva la idea de ver un medio tan visual pero tan lleno de elementos abstractos. Una buena historia, adulta, con profundidad y matices, puede enriquecernos tanto como una gran novela. Y puede hacerlo porque puede ayudarnos a pensar por nosotros mismos, puede ayudarnos a tener una visión crítica de las cosas que nos rodean, y puede, en definitiva, hacernos personas más completas. La palabra escrita tiene un gran poder, y esto unido a una buena labor visual, podemos acceder a una nueva realidad que nos presenta historias profundas que van más allá del mero entretenimiento.

Ponga un cómic de J.M DeMatteis en su vida.


Saludetes

5 comentarios:

Blue Beetle dijo...

Si, desde k leo komics mis ansias de poner un kasino en las islas Kooeykooeykooey, montar una empresa de superheroes llamada supercolegas o defender la antardtida de un posible atake de pingüinos. Grandes historias y dialogos hay en los comics.

anónima o amelie ( si escribo en el rincón de zurdi...xD) dijo...

Los cómics tienen una gran labor social, al menos, desde mi punto de vista. Hace que los niños lean, desarrollen su imaginación y sobre todo que empiezan a sacar sus propias conclusiones del mundo a través de la visión del cómic. A mí me encantaba leerlos, reconozco que me he pasado a las novelas, aunque de vez en cuando vuelvo a recordar...con Quino y mafalda. Saludos...:-D

Anónimo o amelie (si escribo en el rincçon de zurdi) dijo...

Los cómics tienen una gran labor social, al menos, desde mi punto de vista. Hace que los niños lean, desarrollen su imaginación y sobre todo que empiezan a sacar sus propias conclusiones del mundo a través de la visión del cómic. A mí­ me encantaba leerlos, reconozco que me he pasado a las novelas, aunque de vez en cuando vuelvo a recordar...con Quino y mafalda. Saludos...:-D

Anónimo dijo...

Bien, pa que sepas que he volvido. Hola.

Por cierto, buen post este de los comics. Sabes que soy más de novela, pero los comics han realizado una gran labor social. Al menos las juventudes de hoy algo leen!

Ala, que estoy seco de ideas que estoy en el curro (que no currando) y tengo que volver

Anónimo dijo...

nos dejamos los tres usos principales para los que se concibieron los cómics:
-envolver pescao fresco
-echar las cáscaras de las pipas
-encender la estufilla-que con este tiempo...-