Posts Recientes

miércoles, 5 de marzo de 2008

Así, no

Saludos a todos

En las últimas horas, e incluso días, he vuelto a tener la sensación de que no comprendo, ni creo que logre hacerlo, el mundo en el que vivo. Ya no es sólo el descontento general de quién se ve nadando a contracorriente de su entorno, sino el que genera observar que no es sólo aquel el que se esfuerza en arrastrarme; es el "mundo" entero, la masa, lo general, lo que ostenta el poder de conferir el adjetivo designador de la normalidad.

Para empezar, me ha asombrado que tras el debate electoral del lunes, y con tantos y tantos periodistas contándonos qué vimos, y narrándonos lo que ya sabemos como si nunca hubieramos "estado" allí, a ninguno de ellos le haya llamado la atención las promesas y afirmaciones falsas (no una mentira integral, pero sí media verdad) que con intención torticera han espetado ambos candidatos. Parece mentira que ningún medio de comunicación haya reparado en que ZP dijo que bajo su mandato había crecido el número de usuarios de banda ancha, como si fuera un mérito suyo, propio, y por el que deba recibir el aplauso. Igualmente sorprendente es que permitan decir a candidatos a Presidente que ellos "crearán empleo", cual divinidad omnipotente, guardiana y servida por los monjes del INEM, capaz de crear de la nada puestos de trabajo a su imagen y semejanza, y descansar el séptimo día. Seguro, y pongo la mano en el fuego, que mucha gente que no se para a pensar bien estas últimas afirmaciones, recibe el mensaje y lo asimila, afianzando su intención a la hora de votar. Lo que debería ser exigible a nuestros líderes es que no jugaran con las intenciones, deseos, y expectativas, como si de un muñeco roto se tratara. Es completamente falso que el Estado, o cualquier otra Administración Pública pueda "crear" empleo, salvo el que proporciona a sus funcionarios, y, permitidme la osadía, pero no creo que ninguno de la famosa pareja del circo romano que fue el debate emitan 2.000.000 de nuevas plazas funcionariales. Lo propio sería que el candidato de turno explicara sus planes , a modo de ejemplo figurativo, tal que así: "trataré de abaratar los costes de las empresas rebajando impuestos a las mismas o incentivando la contratación (pagándoles , o no cobrándoles, por ello) para que así les vaya bien el negocio, y a resultas, contraten más personal; si les fuera mal, como lo primero que hacen las empresas es reducir trabajadores, aumentaría el paro. Así que lo que haré es eso, dar dinero a las empresas para luego, si tenemos suerte, contraten a gente, con lo que estimamos que, a lo mejor y sin asegurarlo, habrá 2.000.000 de puestos de trabajo más. Tampoco aseguramos las condiciones laborales del puesto".

La apariencia es sinónimo de ciencia en la España de hoy, y amanece porque el gallo cante y no al revés; la inmundicia de la palabra se confunde con el dramatismo de los hechos; poder decir algo se confunde con poder hacerlo. Difícilmente un líder, sea quién sea, podrá solucionar los problemas de los demás si no sabe siquiera qué y qué no puede hacer, esto es, sobre que temas es el que decide y sobre los que no. La falacia se lleva y está de moda, porque los encargados de darle busca y captura (los periodistas) están embobalicados en su onanismo e infinita sapiencia, amén de su recién descubierta vocación de adivinos y de vocales del pueblo llano. El periodista sabe tan poco de lo que hablan los demás que es incapaz de destapar lo falso, oscuro y maquiavélico del discurso; porque no nos engañemos, hay un toque sibilino entre decir que "yo crearé x puestos de trabajo" a explicar cómo se hace. El argumentario de "eso se dá por supuesto" no me sirve; hay quién no sólo no lo sabe, sino que cree que pinta el palo que le dice "su" candidato. Los efectos secundarios de explicar las cosas frecuentemente es caer mal, pues en este amado país, saber algo es inmediatamente ser prepotente y "pontificar", como un conocido mío de escasa cabellera y carácter arrogante y un tanto pérfido se atrevió a diagnosticar. En este caso, decir que un político de izquierdas va a favorecer a la empresa, puede ser, desde luego, impopular. Eso, en un sistema en el que el político se construye, en lugar de ser y mostrarse en el mercado, para quién le compre quién le quiera, es algo que no quieren permitirse.

Desde luego, no es así como quiero que sea la política de mi país. Así, no.

Tampoco debe de ser así, cambiando de tema, que determinadas actitudes sigan arraigadas en nuestra sociedad, pues son la simiente del amargo fruto que, más tarde o más temprano, nos pone la lágrima en la mejilla. Hablo, en esta ocasión, de la reacción suscitaba por el positivo de alcoholemia que el jugador del Valencia C.F, Ever Banega, dió este fin de semana. El jugador, que iba, obviamente, conduciendo, se saltó un semáforo en rojo, y la Guardia Civil le practicó el test. ¿Reacción de alguno de sus compañeros, como Alexis? Que no pasaba nada, que "es un buen chico", y que "hoy en día, tomándote dos vinitos ya das positivo". Es decir, asistimos ante un ejercicio de irresponsabilidad bestial, en el que un jugador con un coche de gran cilindrada, va borracho concudiendo. Y nadie dice nada. Ese hombre es un asesino en potencia mientras conduce borracho. No importa que sea un buen chico, y que nunca lo haya hecho. ¿Hay que asesinar muchas veces para que a uno le puedan llamar asesino?. Y no me vale decir que dió positivo, pero no "iba mal". Se saltó un semáforo, prueba más que suficiente.

Miremos y pensemos si debemos ser de esos que ríen la gracia a quienes ponen en peligro a ellos y también a nosotros mientras conducen; pensemos en nosotros, o en nuestros hermanos, padres, tíos, sobrinos, y hagamos el ejercicio de imaginar que un conductro en este estado lo mata, lo deja lisiado o vaya usted a saber qué. Le habremos estado riendo "la gracia" todo el tiempo.

Yo no quiero un país donde se aplaude al criminal, porque eso, es ser criminal, se mire por donde se mire. Así, no se hacen las cosas.

Así, no.

Saludetes a todos

6 comentarios:

Oscar dijo...

Totalmente de acuerdo, aunque yo soy más radical aún: considero totalmente inútil fiarse de todo el proceso de campaña electoral de cualquier partido.

En mi opinión, a la hora de votar, fíate de las propuestas que se han dejado entrever en cada uno de los partidos hasta que llegó la campaña, porque las que digan en la propia campaña serán irreflexivas, reaccionarias, sin estudios de viabilidad a sus espaldas, y buscando arañar votos.

En definitiva, son propuestas "para ganar", no para gobernar.

Un ejemplo: durante la campaña, el gobierno ha experimentado un inesperado arranque de intenciones de ilegalización contra ANV/Batasuna ¿Alguien se cree que seguirán dándoles caña si ganan las elecciones? ¿no? pero si lo han demostrado en campaña...

Anónimo dijo...

Enhorabuena por el post, Graimito. Se ve escrito por una persona escandalizada ante la estupidez y la maldad, honrada, con principios, ideas y aún con ilusiones. No las pierdas, por favor.
Lo del PSOE con ANV es inmoral. Como dice el anterior comentario, antes en las mismas circunstancias eran legales,y ahora, que vienen las elecciones los ilegalizamos por lo que nos venga en gana. Así NO se hacen las cosas. Un poco de seriedad, que en este pais hay gente que no es imbécil. Hay que reformar la constitución y no dejarlo al arbitrio político.

Sobre la inmigración, en el primer debate ZP no quiso ni entrar. En el segundo ya parecía tener el mismo discurso de Rajoy sobre empezar a pedir contrato de trabajo. ¡Ha cambiado de opinión el PSOE en una semana! O sea, según los sondeos vamos diciendo lo que convenga. La señora del PSOE Maria Antonia Iglesias lo explicaba tan frescamente y suciamente en el programa de la Campoy (la cual aun siendo del PSOE flipaba con esta repentina unidad de criterios entre ZP y Rajoy, tachado de "xenófobo" por esta cuestión):

"Es que ZP está viendo que las clases medias y sobre todo bajas están empezando a sentir sus empleos peligrar ante la inmigración, y ZP se debate entre satisfacerlos y su ideología".

¿Entonces no hay ideología y se puede insultar por hacer algo que tú mismo haces la semana siguiente? Esta gente tiene mas cara que espalda.
Por cierto, vi una entrevista a Rosa Díez (será la única que le han dejado hacer), en la CNN y quedé alucinada. Yo ya había decidido votar a UPD sin escucharla, pero después de escuchar su convencimiento, su claridad y su capacidad he quedado mas que ilusionada con el futuro de esta señora y del partido. A ver que pasa, aunque no sea ahora, yo creo que UPyD no tardará en triunfar. Y que va a sorprender ya, intuyo, porque encuestas no hay, que a UPyD los bancos no le prestan ni un euro para hacerlas (ni para nada). Saludos Graimito de la anónima de siempre. Y a seguir contracorriente.

amelie dijo...

Hola a todos. Veo que la crispación ha llegado hasta los lares del señor Graimito...
Estoy completamente de acuerdo con casi todo lo qué dices en esta nueva entrada pero siempre hay un "pero" y es con respecto a los periodistas. No debes olvidar que ellos ( todos en general) tienen una jerarquia y unos altos mandos que gobierna, por llamarlo de alguna manera, la forma de contar las cosas. Puede que no hayan reparado en esos detalles que mencionas pero Graimito eso no interesa, mediaticamente no. Interesan tonterías como la niña de Rajoy y las sandeces que se pueden prodigar en un debate, cuanto menos de patio de colegio. Esas cosas son las que "venden" informativamente, las que escandalizan y dejan cancha a medios de izquierdas y de derechas para filtrar cosas a favor o en contra del partido que se prefiere.
Estamos en campaña y ahora parece qué todo importa, que unos hacen y otros deshacen...No nos olvidemos que ahora es cuando tienen que vender "el producto" sea como sea.
Lo que me llama la atención y sí me parece injusto es que no haya una información honesta. Si pones antena 3 los debates que se hacen del debate dicen una cosa, si pones la primera ( perrito faldero de quien gobierne) pues se dice otra, la SER, La Cope, etc. Ahí es donde no entiendo nada y me desencanto porque todos barren para su terreno, para quien de algún modo les dan de comer.

Nada señores, estamos en campaña es lo qué hay.

Saludos a todos.

Anónimo dijo...

Por eso que dices amelie, que barren todos para su terreno, pues políticos son y viven de lo que ganen, por eso yo quiero que gane ZP pero que pueda pactar con UPyD. Quisiera que sacara suficientes escaños para que hubiera una conciencia, un Pepito Grillo, que obligara a que las cosas se hicieran con cabeza, legalmente, buscando los intereses de todos y con visión de futuro. Incluso si alguna vez tenemos que tragar con el PP. De ilusión también se vive, no quiero perderlas.

El hecho de que en UPyD no haya dinero que trincar, pues ningún banco les presta dinero y se estén financiando con préstamos de ciudadanos anónimos (el mío uno de ellos), me hace confiar en ellos. Hay pocos políticos profesionales en UPyD y mucha gente con ideas por lo que parece. Por eso yo en vez de abstenerme los voy a votar, porque creo que hacen falta en este panorama bipartidista sin ilusiones lleno de intereses particulares. Los medios de comunicación se comportan vergonzosamente, como dices, cada uno dice lo que le da la gana sobre los mismos hechos. Además, el boicot a UPyD por parte de todos ellos es también vergonzoso. Saludos de la anónima habitual.

Anónimo dijo...

Soy la anónima, Graimito, y te he dejado este mismo post que aquí copio en el blog 13 rosas, por si no lo ves, sobre tu opinión sobre el maltrato, que comparto. En esta discusión por mi experiencia estoy de acuerdo contigo, a pesar de mi feminismo. Una cosa es el machismo y otra la violencia familiar, doméstica o de pareja.

En el blog del que soy habitual,
http://javierfigueiredo.blogspot.com/
en el post del 3 de marzo, “cuatro muertes mas” expongo mi caso, que me indica que que una cosa creo es el machismo y otra la violencia familiar, son para mí temas distintos aunque relacionados. El matrimonio homosexual creo que mostrará que en un futuro este germen familiar puede transferirse igualmente a este tipo de parejas. De todas formas, la mujer, educada para aguantar, es mas propensa a esta “enfermedad” que ella consiente poco a poco, porque no es un mal que aparezca en un día.

En este mismo blog, http://javierfigueiredo.blogspot.com/
entre el post del 31 de diciembre y el del 30 hay uno titulado “cachetes y azotes” donde describo mi experiencia al sufrir maltrato infantil, y cuento que a pesar de ello, me parece de dudosa utilidad “la lay anticachete”, así como la ley de maltrato a la mujer. Aún amenazada de muerte por mi pareja, no la utilicé, no sirve (te escapas y punto), sólo suele usarla la mujer que quiere hacer daño con ella y no para defenderse. Ya conozco tristemente dos casos. Cierto que es que el hombre en la separación matrimonial se encuentra muy desprotegido, conozco casos cercanos, con impedimentos para ver libremente a sus hijos, ellos y sus familias. La solución al maltrato es la educación y el cambio social.

En este mismo blog, http://javierfigueiredo.blogspot.com/,
En “entradas antiguas”, post del 10 diciembre, 2007, “Terrorismo machista” cuento mi experiencia y soluciones que creo pudieran existir al problema del maltrato. Mas que de legislación, creo es de educación. Por si a alguien en alguna parte le sirve lo escrito, aquí también lo referencio. Saludos.

vaklam dijo...

No