Posts Recientes

martes, 21 de agosto de 2007

Reabrimos después de las vacaciones.

Nota: A ser posible, mientras leeis esta entrada, escuchad mientras ESTO

Empieza el cole en 20 días; los exámenes de septiembre aguardan a los más mayores; los niños ya no pueden jugar en la playa; las primeras tormentas de verano estropean mi paisaje. Siento nostalgia de un tiempo que aún no ha llegado, y eso no deja de ser curioso. No sabría explicar que es. Los mosquitos aún vuelan por mi habitación pese a que el buen tiempo es ya algo relativo. Supongo que buscan sobrevivir; como todos...

No sabría decir nada especialmente interesante. "Especialmente"; qué palabra... de tanto usarla ha perdido su brillo. Como el verano. De tanto gastarlo, se ha terminado. Como este blog. Necesitaba la pausa, y conseguida, vuelvo a la que es mi casa; pero está vacía. Le falta la gente que la hace lo que es.

Pienso en un barco sin rumbo fijo; en las olas del mar; en el sol que se esconde tras las montañas tratando de impedir que la oscuridad le alcance. Oscuridad: eso que todos llevamos dentro y... también tratamos que no nos alcance.

Esta entrada es extraña, y no quiere decir realmente nada; quizá la falta de claridad de las cosas que nos rodean. Quizá el fin de una etapa; quizá nada... quizá las cosas están bien como están... No lo sé... y no saber, me mata; sí, seguro. Será eso lo que acabe matándome. Lo he sabido siempre. La incertidumbre... esa compañera de cama que sólo se levanta para traerte un vaso de agua... que está ardiendo. Esa esperanza de hidrógeno y oxígeno resulta no ser más que una gran nada que se evapora en un mar demasiado grande y complejo como para intentar abarcarlo todo.

Dicen que la duda es una semilla que da amrgos frutos... Cuando lo tienes todo, ¿ por qué dudar?. ¿Necesidad humana?. Todo está en calma, y sin embargo... aún hay quién me confunde. Es gracioso que 3 mm de vídrio engarzadas a una montura no me dejen ver el alma de los seres que me rodean. También es muy gracioso que una persona tan inteligente como yo se enfrasque en rompecabezas que no quiere resolver, pues la partida sólo avanza si se cambia de piezas...
¿Quiénes sois? ¿Para qué estais ahí? Respuestas que deambulan por la plazoleta de los sueños perdidos, esperando que alguien las encuentre... qué esperen. No me importan.


Saludetes

1 comentario:

amelie dijo...

Hola Graimito!

Me alegro de que hayas vuelto:-D

Ya sabes lo que pienso sobre este texto y sobre la incertidumbre, aunque ese no sea el sentido propio del texto, a mí me ha llegado de una manera especial. A mi manera me pasa algo parecido.

En fin, bienvenido al mundo blogero otra vez.

xD


Ahh me debes una pequeña explicación, no se me olvida.

jajajajajaa.